Al hablar de destrucción de fuerzas enemigas hemos de observar que nada nos obliga a limitar este concepto simplemente a las fuerzas físicas, sino que por el contrario, deben comprenderse en ellas, necesariamente, las morales.
Carl von Clausewitz

Frases de Carl von Clausewitz - Al hablar de destrucción de fuerzas enemigas hemos de observar que nada nos obliga a limitar este concepto simplemente a las fuerzas físicas, sino que por el contrario, deben comprenderse en ellas, necesariamente, las morales.

Más Frases


El bien que hemos hecho nos da una satisfacción interior que es la más dulce de todas las pasiones
René Descartes
El educador democrático no puede negarse el deber de reforzar, en su práctica docente, la capacidad crítica del educando, su curiosidad, su insumisión.
Paulo Freire
La voluntad debe ser la única cosa en el mundo que cuando está desinflada necesita que la pinchen
Quino
Cuando tu estas en una relación y te das cuenta que pudiendo evitarte una migaja de sufrimiento, el otro no lo hace, es porqué todo se ha terminado
Jorge Bucay
La virtud más depurada implica a veces algunos extravíos.
Marqués de Sade
Aquel que duda y no investiga, se torna no sólo infeliz, sino también injusto.
Blaise Pascal
La paternidad es pretender presente que más te gusta es el jabón-on-a-cuerda.
Bill Cosby
Para escribir un buen libro no considero imprescindible conocer París ni haber leído el Quijote. Cervantes cuando lo escribió, aún no lo había leído.
Miguel Delibes
Los grandes señores son casi las únicas personas de las que se puede aprender tanto como de los campesinos; su conversación está adornada con todo lo que se refiere a la tierra, las mansiones tal como se habitaban antaño, los usos antiguos, todo lo que el mundo del dinero ignora profundamente.
Marcel Proust
No debe dejarse un solo instante de abogar por la unión y el mejor entendimiento de los hombres, a fin de que las diferencias se subsanen y prime siempre sobre las conciencias el espíritu de concordia y de razón, tan indispensable para la paz humana.
Carlos Bernardo Gonzalez Pecotch