Mi mayor desgracia ha sido siempre no ser capaz de resistirme a los halagos.
Jean-Jacques Rousseau

Frases de Jean-Jacques Rousseau - Mi mayor desgracia ha sido siempre no ser capaz de resistirme a los halagos.

Más Frases


La curiosidad de conocer las cosas ha sido entregada a los hombres como un castigo.
Michel de Montaigne
Amargas son las raíces del estudio, pero los frutos son dulces
Catón el Joven
Entrego mi alma a la misericordia de Dios, a través de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, y exhorto a mis queridos hijos a tratar humildemente de conducirse por las enseñanzas del Nuevo Testamento.
Charles Dickens
Soy atea, y si un ateo y un Papa piensan las mismas cosas, debe haber algo verdadero. Debe haber alguna verdad humana que está más allá de la religión.
Oriana Fallaci
Los guardias armados, policías y alguaciles andan escondidos y no se atreven a ir a las aldeas a extorsionar.
Mao Zedong
La mayor parte de los hombres, incluso en este país relativamente libre, se afanan tanto en innecesarios artificios y labores absurdamente mediocres, que no les queda tiempo para recoger los mejores frutos de la vida
Henry David Thoreau
La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica.
Aristóteles
Lentas, digo, graves y sopesadas deben ser las resoluciones; maduro, secreto y cauto debe ser el consejo, pero la ejecución debe ser alada, veloz y rápida.
Giordano Bruno
Al sostener que existen los dioses, ¿no será que nos engañamos con mentiras y sueños irreales, siendo que sólo el azar y el cambio mismo controlan el mundo?
Eurípides
... cuando el lenguaje era uno, éramos todos un cuerpo;...
Erasmo de Róterdam