Estoy absolutamente convencido que ninguna riqueza del mundo puede ayudar a que progrese la humanidad. El mundo necesita paz permanente y buena voluntad perdurable.
Albert Einstein

Frases de Albert Einstein - Estoy absolutamente convencido que ninguna riqueza del mundo puede ayudar a que progrese la humanidad. El mundo necesita paz permanente y buena voluntad perdurable.

Más Frases


Toda utopía comienza siendo un enorme paraíso que tiene como anexo un pequeño campo de concentración para rebeldes a tanta felicidad; con el tiempo, el paraíso mengua en bienaventurados y la prisión se abarrota de descontentos, hasta que las magnitudes se invierten.
Milan Kundera
El sexo se puede estudiar como una necesidad puramente fisiológica, aunque normalmente el comportamiento sexual humano sea determinado por muchos factores. Es decir, está determinado no sólo por las necesidades sexuales sino también por otras necesidades, entre las cuales las más importantes son las de amos y de cariño.
Abraham Maslow
Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo demuestra que la educación ha comenzado.
Epicteto
Si la muerte no fuera el preludio a otra vida, la vida presente sería una burla cruel.
Mahatma Gandhi
La amistad es un comercio desinteresado entre semejantes.
Oliver Goldsmith
La felicidad se parece a las corbatas; cada uno escoge el color de la suya
Noel Clarasó
Cuando hayas de sentenciar procura olvidar a los litigantes y acordarte sólo de la causa.
Epicteto
Allí digo que si en el tiempo de la infancia no hubiésemos tenido una cosa sagrada para reverenciar, un río, un mar, una montaña, un árbol, no hubiésemos sido poetas. La sacralidad es lo más importante en el ser humano, la sacralidad es un estado, una situación, una pasión por comprender, y sin esto no podemos vivir plenamente.
Hanni Ossott
Yo nunca hablo de 'Harry Potter', porque creo que les robaría a los niños algo que es privado para ellos. Creo que demasiadas cosas se explican, por lo que no me gusta hablar de ello.
Alan Rickman
No seréis nunca frailes si primero no sois monaguillos.
Jean-Jacques Rousseau