Lo peor es educar por métodos basados en el temor, la fuerza, la autoridad, porque se destruye la sinceridad y la confianza, y sólo se consigue una falsa sumisión.
Albert Einstein

Frases de Albert Einstein - Lo peor es educar por métodos basados en el temor, la fuerza, la autoridad, porque se destruye la sinceridad y la confianza, y sólo se consigue una falsa sumisión.

Más Frases


La mayor parte de los errores de los médicos proviene no de malos raciocinios basados en hechos bien estudiados, sino de raciocinios bien establecidos basados en hechos mal observados.
Blaise Pascal
Yo no separo a Cristo y a Dios más que una voz del hablante o un rayo del Sol.
Miguel Servet
Y dale alegría, alegría a mi corazón y que se enciendan las luces de este amor. Y ya verás cómo se transforma el aire del lugar. Y ya verás que no necesitaremos nada más.
Fito Páez
–Ja. Estoy siendo estúpido. ¿Dónde está el dinero? –¿Perdón, comandante? –Eso es lo que mi viejo sargento solía decir cuando estaba confundido, señor. Descubre dónde está el dinero y ya tienes la mitad del problema resuelto.
Terry Pratchett
No está en mi naturaleza gastar dinero con moderación cuando estoy teniendo un buen momento
Soichiro Honda
Raramente se encuentra un jurisconsulto que litigue, ni médico que tome medicinas, ni teólogo que sea buen cristiano.
Baltasar Castiglione
Tres niños se han convertido en adultos desde una llamada telefónica con JK Rowling, que con un pequeño indicio, me convenció de que había algo más en Snape que un traje que no cambia, y eso a pesar de que sólo tres de los libros estaban publicados en ese momento, ella mostraba la totalidad enorme pero delicada narrativa en el bosque de sus manos.
Alan Rickman
Una confusa ideología de la libertad conduce a un dogmatismo que cada vez se revela más hostil contra la libertad.
Benedicto XVI
Se habla de compartir con quienes no tienen. Pero cuando alguno lo pone en práctica, se le advierte que son sentimientos adecuados para libros poéticos y no para la vida
Piotr Kropotkin
Escuchar es más importante que hablar. Si esto no fuera cierto, Dios no nos hubiera dado dos oídos y una boca. Demasiadas personas piensan con su boca en vez de escuchar para absorber nuevas ideas y posibilidades. Discuten, en lugar de preguntar.
Robert Kiyosaki