El gobierno tuvo su origen en el propósito de encontrar una forma de asociación que defienda y proteja la persona y la propiedad de cada cual con la fuerza común de todos.
Jean-Jacques Rousseau

Frases de Jean-Jacques Rousseau - El gobierno tuvo su origen en el propósito de encontrar una forma de asociación que defienda y proteja la persona y la propiedad de cada cual con la fuerza común de todos.

Más Frases


La infancia tiene sus maneras peculiares de ver, pensar y sentir, y nada hay tan fuera de razón como pretender sustituir esas maneras por las propias nuestras.
Jean-Jacques Rousseau
La única alegría en el mundo es comenzar. Es hermoso vivir porque vivir es comenzar, siempre, a cada instante.
Cesare Pavese
Qué nueva identidad me dio tu muerte, qué nuevo amor con el que hablo contigo, me dio un lenguaje libre de palabras y un infinito amigo.
Beatriz Villacañas
El que me acuse de dictador o es loco de atar, o es un ignorante absoluto, o es un mal intencionado
Hugo Chávez
Sea lo que quiera Dios que sea, mi delito es la torpeza de ignorar que hay quien no tiene corazón, y va quemando, va quemándome y me quema.* (¿Y, ¿si fuera ella?)
Alejandro Sanz
Puedes convertir situaciones dolorosas en buenas a través de la risa. Si puedes aplicar el humor en todo, incluso la pobreza, puede superarse.
Bill Cosby
El favor consiste no en lo que se hace o se da, sino en el ánimo con que se da o se hace.
Séneca
Entre los rasgos que caracterizan a la sociedad actual está el papel de la mujer, sin que por ello la emancipación de la mujer haya sido conquistada plenamente en ningún país del mundo
Rigoberta Menchú
Usted realmente tiene que creer en lo que está haciendo. Dedíquese al cien por cien y estese preparado para recibir algunos golpes en el camino. Si usted va a por algo esperando a que falle, nueve veces de cada diez lo hará
Richard Branson
El materialismo parte de la animalidad para construir la humanidad; el idealismo parte de la divinidad para constituir la esclavitud y condenar a las masas a una animalidad sin salida.
Mijaíl Bakunin