El aventurero actual ha aprendido a contentarse con sombras de emoción. La televisión y el cine son sus melancólicos proveedores de asombro.
Alejandro Dolina

Frases de Alejandro Dolina - El aventurero actual ha aprendido a contentarse con sombras de emoción. La televisión y el cine son sus melancólicos proveedores de asombro.

Más Frases


La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes.
John Lennon
El problema de no saber donde se va, es que no sabes si llegarás.
Anónimo
Para apoyar a nuestras Fuerzas Armadas, las armas que nosotros necesitamos como ciudadanos son el cariño, la confianza y el celular.
Alvaro Uribe
La primera señal de que el individuo que habla sabe escuchar es la demostración de su capacidad de controlar no sólo la necesidad de decir su palabra, que es un derecho, sino también el gusto personal, profundamente respetable, de expresarla.
Paulo Freire
Pintar en tú cara sonrisas la mayor de mis pasiones es.
Nach
Yo no digo nunca lo que creo, ni creo nunca lo que digo, y si se me escapa alguna verdad de vez en cuando, la escondo entre tantas mentiras, que es difícil reconocerla
Nicolás Maquiavelo
¿Quién habrá inventado la silla? Alguien con amor a sí mismo. Inventó, entonces, una mayor comodidad para su cuerpo. Después los siglos se sucedieron y nadie más prestó realmente atención a una silla, pues usarla es casi automático.
Clarice Lispector
Lo impulsaban a luchar el deseo de saber y el amor a la verdad, el espíritu de aventura teórica, y el anhelo de consolarse y atenuar la atmósfera de aflicción que lo cubría y la sensación de soledad que se ocultaba en lo hondo de su alma.
Naguib Mahfuz
... nuestra seguridad se ve amenazada por la crisis medioambiental mundial, que podría hacer que todo nuestro progreso fuera inútil a menos que la resolvamos con éxito.
Al Gore
El fascismo no es, no puede y ni quiere ser la guardia de los privilegios del individuo o de la clase, sino que quiere ser la guardia que tutela la seguridad y la grandeza indudable del pueblo italiano
Benito Mussolini