La Ley ha sido dada para que se implore la gracia; la gracia ha sido dada para que se observe la ley.
Agustín de Hipona

Frases de Agustín de Hipona - La Ley ha sido dada para que se implore la gracia; la gracia ha sido dada para que se observe la ley.

Más Frases


Precisamente el alma es la que se pierde, porque es la que se fascina, la que se engaña, la que sueña mil bellezas y superiores goces, la que aspira con sed insaciable a lo que no posee y a hacer posible la imposibilidad, y a querer estar donde no está, y a marchar siempre de esfera en esfera buscando horizontes.
Benito Pérez Galdós
La música es la más joven de las artes, porque no responde a una necesidad, sino que surge de lo que era ya superfluo.
Demócrito
Cuida tu cuerpo. Haz de él lo mejor que puedas. No te preocupes por los defectos. Mírame a mí. No soy ningún Dios griego, pero no perdí mi tiempo lloriqueando porque no nací con aspecto de dios. Recuerda que nadie es tan feo como se piensa que lo es
Aristóteles Onasis
Los seres humanos comparten los mismos problemas comunes. Una película solo puede entenderse si se presenta correctamente.
Akira Kurosawa
La mejor manera de descubrir si tenemos el amor de Dios es ver si amamos a nuestro prójimo
Santa Teresa de Jesús
Alimenta un gallo, pero no lo sacrifiques, pues está consagrado a la Luna y al Sol.
Pitágoras
Realmente el hombre es el rey de las bestias, porque su brutalidad excede la de ellas. Vivimos de la muerte de otros, somos como cementerios andantes. Llegará el momento en que el hombre verá el asesinato de los animales como ahora ve el asesinato de los hombres.
Leonardo da Vinci
Las opiniones son como los clavos: cuanto más se golpea sobre ellas, más penetran.
Alexandre Dumas (hijo)
Ninguna cosa tiene su valor real, ni efectivo en sí mismo, sólo tiene el que nosotros le queremos dar; y éste se liga precisamente a la necesidad que tengamos en ella; a los medios de satisfacer esta inclinación; a los deseos de lograrla y a su escasez y abundancia.
Manuel Belgrano
No esperes que tu amigo venga a descubrirte su necesidad, ayúdale antes.
Juan Luis Vives