Ella no creía en nada; sólo su esceptisismo le impedía ser atea.
Jean-Paul Sartre

Frases de Jean-Paul Sartre - Ella no creía en nada; sólo su esceptisismo le impedía ser atea.