Detesto a mucha gente y mucha gente me detesta a a mi, pero también hay personas que me gustan, me gustan mucho. y no tiene nada que ver con que me correspondan. Yo vivo así. No quiero ir a ninguna parte. No necesito la inmortalidad
Haruki Murakami

Frases de Haruki Murakami - Detesto a mucha gente y mucha gente me detesta a a mi, pero también hay personas que me gustan, me gustan mucho. y no tiene nada que ver con que me correspondan. Yo vivo así. No quiero ir a ninguna parte. No necesito la inmortalidad

Más Frases


Cuando una beata se casa con un beato, el resultado no es siempre una pareja beatífica
Georg Christoph Lichtenberg
Cada día es una oportunidad de salir a la calle y enfrentar al viento. Los sueños a veces se hacen realidad, dale tiempo al tiempo.
Fito Páez
No renuncio a nada, simplemente hago lo que puedo para que las cosas me renuncien a mí
Julio Cortázar
Podemos aprender muchas cosas de la mística asiática. A su vez, la mística femenina cristiana medieval y, sobre todo, la gran mística castellana tienen un significado importante en el diálogo interreligioso.
Benedicto XVI
Espera hasta la noche, cuando se dispone de más tiempo y se ha terminado el trabajo del día. Entonces, disfruta de una buena comida con los amigos, y no hables nunca de negocios mientras se come
Aristóteles Onasis
Y aunque no me quisieras te querría por tu mirar sombrío como quiere la alondra al nuevo día, sólo por el rocío
Federico García Lorca
Me alegró saber que él no se había percatado de qué había presentado una ponencia en la que teorizaba sobre cómo empezó el universo. No me hacía gracia la idea de ser entregado a la Inquisición como Galileo
Stephen Hawking
Que no se puede absolver al que no se arrepiente, ni arrepentirse y querer es posible pues la contradicción no lo consiente
Dante Alighieri
El amor es como Don Quijote: cuando recobra el juicio es que esta para morir.
Jacinto Benavente
El dinero no cambia al hombre, simplemente lo desenmascara. Si un hombre es naturalmente egoísta, avaro y arrogante, esto se manifiesta con el dinero
Henry Ford