Era un hotel triste. Triste como un perro negro de tres patas empapado por la lluvia de diciembre.
Haruki Murakami

Frases de Haruki Murakami - Era un hotel triste. Triste como un perro negro de tres patas empapado por la lluvia de diciembre.

Más Frases


He aprendido que el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada
Gabriel García Márquez
Aunque le arranques los pétalos, no quitarás su belleza a la flor.
Rabindranath Tagore
La lealtad tiene un corazón tranquilo.
William Shakespeare
No puedo contentarme con tener razón yo solo
Henri-Frédéric Amiel
Quisiera preguntárselo todo, pero no puedo, no sé cómo hacerlo, qué es ese misterio de lo que quiero de ti, qué es el hombre o la mujer, el amor, qué quiero decir con amor; por qué debo insistir y preguntar, y por qué me voy y te dejo
Jack Kerouac
Vivir correctamente ya no es una demanda ética o religiosa. Por primera vez en la historia, la supervivencia física de la especie humana depende de un cambio radical del corazón humano
Erich Fromm
La felicidad es como una mariposa. Cuanto más la persigues, más huye. Pero si vuelves la atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en tu hombro. La felicidad no es una posada en el camino, sino una forma de caminar por la vida
Viktor Frankl
La masa debe estar encuadrada por hombres que tengan la misma doctrina del conductor, que hablen en su mismo idioma, que sientan como él.
Juan Domingo Perón
De ser rey de Inglaterra empezaría por devolver las tierras que se las han robado justo a los que no pueden darles guerra.
Ricardo Arjona
Si una espina me hiere, me aparto de la espina, pero no la aborrezco.
Amado Nervo