La falsa virtud que llamamos castidad es seguramente el más ridículo de todos los prejuicios.
Marqués de Sade

Frases de Marqués de Sade - La falsa virtud que llamamos castidad es seguramente el más ridículo de todos los prejuicios.