No se nace mujer: llega una a serlo. Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; la civilización en conjunto es quien elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica como femenino.
Simone de Beauvoir

Frases de Simone de Beauvoir - No se nace mujer: llega una a serlo. Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; la civilización en conjunto es quien elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica como femenino.

Más Frases


Hasta que el día menos pensado, la mujer que nos electriza intensifica tanto sus descargas sexuales, que termina por electrocutarnos en un espasmo, lleno de interrupciones y de cortocircuitos.
Oliverio Girondo
Las ayudas al desarrollo toman el dinero de los países ricos para dárselo a los ricos de los países pobres.
Anónimo
La probabilidad no se encarga de las excepciones, sino de la creencia en la existencia de un resultado, causa o motivo alternativo
Nassim Taleb
He cometido el peor pecado que uno puede cometer. No he sido feliz.
Jorge Luis Borges
Por entonces desayunábamos con marihuana. No se podía hablar con nosotros. Estábamos todo el día con los ojos brillantes, partiéndonos de risa
John Lennon
En el círculo se confunden el principio y el fin.
Heráclito
Leed primero los mejores libros, no sea que no tengáis oportunidad de leerlos nunca más.
Henry David Thoreau
El hombre difiere de la mujer en tamaño, fuerza física, pilosidad, &c., así como en mente, de la misma manera como lo hacen los dos sexos de muchos mamíferos
Charles Darwin
El pueblo inglés piensa que es libre y se engaña: lo es solamente durante la elección de los miembros del Parlamento: tan pronto como éstos son elegidos, vuelve a ser esclavo, no es nada. El uso que hace de su libertad en los cortos momentos que la disfruta es tal, que bien merece perderla. - El Contrato Social
Jean-Jacques Rousseau
Carácter firme es aquel que puede pasar sin éxitos.
Ralph Waldo Emerson