Escucha aún a los pequeños, porque nada es despreciable en ellos.
Séneca

Frases de Séneca - Escucha aún a los pequeños, porque nada es despreciable en ellos.

Más Frases


El trabajo, la labor, es una necesidad psicológica; la necesidad de gastar la energía física acumulada; una necesidad que es en sí la salud y la vida. Si tantas clases de trabajo útil son hechas ahora de mala gana, es únicamente porque imponen un exceso de trabajo o no están bien organizadas.
Piotr Kropotkin
Humildad, caridad y modestia, no pueden estar separadas la una de la otra.
Juan Bosco
Prefiero ser un hombre de paradojas que un hombre de prejuicios
Jean-Jacques Rousseau
Amar es inclinarse a obtener el placer de la perfección.
Gottfried Leibniz
Ignoran cuánto tormento encierra el placer.
Anónimo
Si es por el comercio, el interés propio es el fundamento de esta sociedad; y no nos juntamos por el placer de la compañía, sino para avanzar en los asuntos particulares.
Thomas Hobbes
¿Por qué un niño va a tener que aguantar un escrache en la puerta de su casa?
Felipe González
El secreto de mi éxito está en vender como si estuviera en quiebra pagando como si me sobrara el dinero.
Henry Ford
Pues cuando el deseo se combina con la razón, en lugar de desear, razonamos. En ese supuesto, resultará paradójico conservar la razón y desear algo insensato, es decir, nocivo.
Fiódor Dostoyevski
Para que los pueblos sean felices y dichosos, no basta que el interés material ponga en contacto a los unos con los otros; es necesario además que la benevolencia y el verdadero afecto estreche sus corazones.
Jerónimo Usera