Me encanta la palabra alharaca… parece el mote de un putón. “¡Mírala, ahí viene La Alharaca!”
Antonio Gala

Frases de Antonio Gala - Me encanta la palabra alharaca… parece el mote de un putón. “¡Mírala, ahí viene La Alharaca!”

Más Frases


Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos.
Francis Bacon
El hombre honesto no teme la luz ni la oscuridad.
Thomas Fuller
El triunfo no esta en vencer siempre, sino en nunca desanimarse
Marlene Dietrich
La guerra no es la anomalía, nos comportamos en la guerra como en la paz. Sólo que en la guerra no funcionan los frenos que la sociedad te pone. Pero si a la sociedad en la que estamos le quitas los mecanismos de control, todo es igual que en la guerra.
Arturo Pérez-Reverte
No he sentido jamás la necesidad de un triunfo, la necesidad de tener una carrera, la necesidad de ser reconocido, la necesidad de ser aplaudido, no lo he sentido jamás en mi vida. No he hecho en cada momento nada más que lo que tenía que hacer y las consecuencias han sido éstas, podrían haber sido otras
José Saramago
No me arrepiento de las miles de veces que vine a casa con las manos vacías, después de haber perdido todas mis provisiones y cebo. Cuando los días se hacen tan sombríos como ese, entonces sabes que pronto encontrarás el tesoro
Soichiro Honda
Un joven puede guardarse del vicio pensando continuamente en la enfermedad. Puede guardarse de él pensando continuamente en la Virgen María. Podrán discutirme cuál de los dos métodos es más razonable o el más eficaz. Pero no puede haber discusión ninguna sobre cual es el más sano.
Gilbert Keith Chesterton
(...) Hay una dirección a tomar hacia un conocimiento más profundizado de nuestro universo, en la ruta del amor, de la comprensión, de la compasión; hacia el deseo de conocer a todos los que viven, no solamente los seres humanos, todos los humanos de todas las culturas, sino también los animales y la naturaleza.
Yehudi Menuhin
Las academias que se forman a cargo del Estado se instituyen no tanto para cultivar las mentes, cuanto para embridarlas.
Baruch Spinoza
El camino al infierno está construido de buenas intenciones
Carlos Ruiz Zafón