Eratóstenes no tenía más herramientas que palos, ojos, pies y cabeza y un gran deseo de experimentar, con estas herramientas dedujo correctamente la circunferencia de la tierra con una enorme precisión y un porcentaje de error mínimo
Carl Sagan

Frases de Carl Sagan - Eratóstenes no tenía más herramientas que palos, ojos, pies y cabeza y un gran deseo de experimentar, con estas herramientas dedujo correctamente la circunferencia de la tierra con una enorme precisión y un porcentaje de error mínimo

Más Frases


Los monos son demasiado buenos para que el hombre pueda descender de ellos.
Friedrich Nietzsche
Nuestra capacidad de llevar a cabo un análisis racional ya no es lo que era. La verdad es que leer y escribir ya no son tan importantes a la hora de interactuar con el mundo como antes.
Al Gore
¿Phil nos llevó a tres finales en cinco años y ahora queréis echarle y traer a Mike Krzyzewski? Venga hombre, esto es como estar casado con Jennifer López y dejarla por una tía de 1,70 y 250 kilos.
Shaquille O'Neal
Los paracaidistas son los únicos militares que ascienden gracias a los descensos.
Jaume Perich
Ten tus ojos bien abiertos antes del matrimonio; y medio cerrados después de él.
Benjamín Franklin
Hay algunos hombres útiles, pero ninguno es imprescindible. Sólo el pueblo es inmortal
Maximilien Robespierre
La vida es demasiado corta para hacer tú mismo lo que puedes mandar hacer a otros, pagándoles.
William Somerset Maugham
En mi opinión, he sido un niño pequeño que, jugando en la playa, encontraba de tarde en tarde un guijarro más fino o una concha más bonita de lo normal; el océano de la verdad se extendía, inexplorado, delante de mí.
Isaac Newton
En un rincón una pareja se entretenía en las preliminares de un juego sexual. Shevek miró para otro lado, con repugnancia. ¿Hasta en el sexo eran egoístas? Acariciarse y copular en presencia de gente sin pareja era tan grosero como comer en presencia de un hambriento.
Ursula K. Le Guin
Vuestro amigo es la respuesta a vuestras necesidades; él es el campo que sembráis con amor y cosecháis con agradecimiento; él es vuesra mesa y el fuego de vuestro hogar. Cuando os alejéis de vuestro amigo no sintáis dolor. Porque lo que más amáis en él quizás esté más claro en su ausencia
Jalil Gibran