Para dos no hay pendiente demasiado empinada
Henrik Ibsen

Frases de Henrik Ibsen - Para dos no hay pendiente demasiado empinada