El hecho de denigrar a los seres queridos es algo que siempre nos aparta un poco de ellos.
Gustave Flaubert

Frases de Gustave Flaubert - El hecho de denigrar a los seres queridos es algo que siempre nos aparta un poco de ellos.

Más Frases


Creo que si, en el nacimiento de un niño, una madre pudiera pedirle al hada madrina dotarlo con el mejor regalo, éste sería la curiosidad.
Eleanor Roosevelt
Si supieras todas las fuerzas internas que han terminado por agotarme, todas las locuras que me han pasado por la cabeza... Soy ante todo hombre de fantasía, amigo del capricho y de lo deshilvanado.
Gustave Flaubert
La envidia y el odio van siempre unidos. Se fortalecen recíprocamente por el hecho de perseguir el mismo objeto.
Jean de la Bruyere
Cada uno ocúpese y trabaje tanto cuanto su salud y su capacidad le permitan
Juan Bosco
Ustedes podrán deducir que el mensaje es que la única manera de ser feliz es creyendo en un más allá. Y no se equivocarían. Creo firmemente que la vida es algo terrorífico e inestable para el resto de los mortales. La única manera de sobrevivir es engañándose a uno mismo, la gente está desesperada por encontrar algo en lo que creer.
Woody Allen
Es la hora en que me quedo solo y, mientras los demás duermen, abro el cajón donde guardo mis tesoros. Contemplo tus zapatillas, el pañuelo, tus cabellos, el retrato, releo tus cartas y aspiro tu perfume almizclado. ¡Si supieras lo que siento!
Gustave Flaubert
La gente dice que parezco estar deprimido. Me dicen ¡anímate, Dan, no es tan malo! A veces me quedo mirando al vacío por horas y asusto a la gente. Si alguna vez me pidieran hacer otra cosa que parecer espantado, lo haría. Soy una persona feliz. Aunque no pongo corazones en vez de puntos en las íes...eso sería estar demasiado feliz.
Daniel Radcliffe
Los accidentes en las grandes montañas se producen cuando las ambiciones de la gente nublen su buen juicio. Buena escalada está en subir con el corazón y con el instinto, no la ambición y el orgullo.
Bear Grylls
No hay amante en el mundo que no prefiera ver muerta a su querida, a que le sea infiel.
Marqués de Sade
El dia que las montañas se mueven ha llegado. Aunque lo diga, nadie me cree. Las montañas, que en otro tiempo fueron activas entre llamas, sólo duermen un rato. Mas, aunque lo hayáis olvidado, creedme, amigos, que todas las mujeres que dormían ya se despiertan y se mueven.
Akiko Yosano