La necesidad de aliviar la tensión sólo motiva parcialmente la atracción entre los sexos; la motivación fundamental es la necesidad de unión con el otro polo sexual
Erich Fromm

Frases de Erich Fromm - La necesidad de aliviar la tensión sólo motiva parcialmente la atracción entre los sexos; la motivación fundamental es la necesidad de unión con el otro polo sexual

Más Frases


Estoy comprometido con mi arte. Creo que todo arte es el último fin de la unión entre lo material y lo espiritual, lo humano y lo divino. Creo que es la razón de la existencia del arte
Michael Jackson
Lo que la gente de la calle suele llamar «grandes genios», yo no creo en eso de los grandes genios, pienso en gente que trabaja y ha trabajado mucho y que tiene talento pero el trabajo creo que es fundamental en eso, y algo común en toda esa gente es la sensación de que no saben nada.
Paco de Lucía
Las cadenas, las delaciones, las mentiras, las traiciones, los cadalsos hacen esclavos y producen crímenes; sólo a la tolerancia pertenece establecer y conquistar los corazones; sólo ella, ofreciéndole virtudes, las inspira y las hace adorar.
Marqués de Sade
La historia demuestra que las ansias de libertad y dignidad humanas no pueden negarse para siempre
Barack Obama
Lo que le pago a un asesor no es nada en comparación con la cantidad de dinero que puedo ganar gracias a la información que me brindan. Me encanta cuando mi agente inmobiliario o mi corredor de bolsa ganan mucho dinero. Porque usualmente eso significa que yo gané mucho también.
Robert Kiyosaki
¿Es usted un demonio? Soy un hombre. Y por lo tanto tengo dentro de mí todos los demonios.
Gilbert Keith Chesterton
No perdonamos jamás más que a aquellos que tenemos interés de perdonar.
Jules Renard
Hay algo acerca de la pobreza que huele a muerte.
Zora Neale Hurston
Dijo: 'Yo no amo a las mujeres. El amor hay que reinventarlo, todo el mundo lo sabe'.
Arthur Rimbaud
La mayoría de las personas no llegamos a ser lo que podríamos ser. Porque el desarrollo no es ser tanto o mejor que los otros, sino todo lo que uno pueda llegar a ser. Casi nadie, yo el primero, llega a todo lo que pueda ser. Todavía soy aprendiz de mí mismo.
José Luis Sampedro