Nada recupera y conforta tanto a un enfermo como el afecto de los amigos.
Séneca

Frases de Séneca - Nada recupera y conforta tanto a un enfermo como el afecto de los amigos.