Se puede olvidar a Dios en los días felices, pero cuando el infortunio llega, siempre es preciso volver a él.
Alexandre Dumas

Frases de Alexandre Dumas - Se puede olvidar a Dios en los días felices, pero cuando el infortunio llega, siempre es preciso volver a él.

Más Frases


Yo inicie la banda. Yo la disolví. Es así de sencillo. Mi vida con Los Beatles se había convertido en una trampa, en una cinta continua.. Cuando finalmente tuve las agallas de decirle a los otros tres que, entre comillas, quería el divorcio, comprendieron que lo decía en serio; a diferencia de las anteriores amenazas de Ringo y George de marcharse.
John Lennon
Cuando el género humano es herido por una grave locura colectiva, por el hecho de ser común y universal no es advertida ni recibida como locura
Giovanni Papini
Son mis ilusiones infantiles las que todavía me hacen decir si percibo una fisura en la coraza de un hombre: no todo está perdido, hace falta poco para hacer palpitar a ese corazón detenido.
Elias Canetti
Son tiranías disfrazadas de democracia lo que hemos tenidos en estas tierras durante mucho tiempo. Hay que echar abajo las bases del Estado Colonial y construir un nuevo Estado Social, una república nueva que sea expresión del poder constituyente.
Hugo Chávez
Los poetas inmaduros imitan; los poetas maduros roban; los malos estropean lo que roban, y los buenos lo convierten en algo mejor.
T. S. Eliot
Sin risas el tao no sería lo que es
Lao-Tse
Recuerda que los más importante respecto a cualquier empresa, es que los resultados no están en el interior de sus paredes. El resultado de un buen negocio es un cliente satisfecho.
Peter Drucker
No hay ningún trabajo que haga una persona que sea indigno; si lo hace bien.
Bill Cosby
Y el Pelida deseaba alcanzar gloria y tenía las manos manchadas de sangre y polvo.
Homero
Un artista copia, un gran artista roba.
Pablo Picasso