Dios ha querido que la mirada del hombre fuese la única cosa que no se puede ocultar.
Alexandre Dumas

Frases de Alexandre Dumas - Dios ha querido que la mirada del hombre fuese la única cosa que no se puede ocultar.

Más Frases


Nunca la persona llega a tal grado de perfección como cuando llena un impreso de solicitud de trabajo.
Anónimo
La policía y los jesuitas tienen la virtud de no abandonar jamás ni a sus enemigos ni a sus amigos
Honoré de Balzac
Xenofilia, ésa es mi ciencia, significa lo que implica amor por la diferencia, amor que nos tortura, porque amar es la mayor locura a no ser que se ame con locura
Nach
Cuando un ciego grita a otro ciego, los dos tropiezan en la misma piedra.
Vincent van Gogh
Tal vez yo también había sido demasiado cauteloso para actuar con naturalidad y no cometer errores que me comprometieran. El exceso de precauciones y dudas puede terminar siendo perjudicial.
Kōbō Abe
Cuando me muera, quiero ser recordado como un músico de algún valor y contenido
Freddie Mercury
Cuentame como va cayendo el sol, mientras hablas pensaré: qué guapa estas! que suerte ser la mitad del cuento de un atardecer que observo al escucharte porque mis ojos son tu voz.
Alejandro Sanz
Se sintió orgulloso y feliz entonces: feliz de estar con ella, orgulloso de su gracia y su porte señorial. Pero ahora, después de reavivar tantos recuerdos, el primer contacto con su cuerpo, armonioso y extraño y perfumado, produjo en él un agudo latido de lujuria.
James Joyce
La rebeldía es el único refugio digno de la inteligencia frente a la imbecilidad.
Arturo Pérez-Reverte
Nadie puede ser feliz si no se aprecia a sí mismo.
Jean-Jacques Rousseau