La muerte, que es una causa de terror para el pecador, es un momento de bendición para aquel que ha caminado por el sendero recto, cumpliendo plenamente sus deberes durante el tránsito por la vida, rezando las oraciones de la mañana y de la noche, aproximándose frecuentemente a la sagrada eucaristía, y realizando obras buenas y misericordiosas.
James Joyce

Frases de James Joyce - La muerte, que es una causa de terror para el pecador, es un momento de bendición para aquel que ha caminado por el sendero recto, cumpliendo plenamente sus deberes durante el tránsito por la vida, rezando las oraciones de la mañana y de la noche, aproximándose frecuentemente a la sagrada eucaristía, y realizando obras buenas y misericordiosas.

Más Frases


También hay fanáticos que conservan la sangre fría, pertenecen a esa clase los jueces que sentencian a muerte a los que no han cometido más crimen que el de no pensar como ellos...Las leyes y la religión, en vez de ser para ellas (las costumbres humanas) un alimento saludable, se convierten en veneno en los cerebros infectados.
Voltaire
Cuanto más grande es el talento de un hombre, mayor es su poder para extraviar a los otros.
Aldous Huxley
Mientras no haya un cambio de poder político, las leyes seguirán garantizado y justificando las formas de propiedad capitalista.
Santiago Carrillo
La hipótesis concuerda con todas las observaciones importantes conocidas y sugiere experimentos (u observaciones) que darán un resultado, si la hipótesis es verdadera, y otro si la hipótesis es falsa. Este es el ideal.
Bertrand Russell
La tragedia de la vejez estriba, no en que uno sea viejo, sino en que uno es joven.
Oscar Wilde
El amor a la paz es verdaderamente divino.
Plutarco
Tu desconfianza me inquieta y tu silencio me ofende.
Miguel de Unamuno
La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas.
Albert Camus
El mundo está en las manos de la gente capaz de ver las transformaciones del presente, de la gente con coraje para vivir sus sueños, cada cual de acuerdo con su propio talento.
Paulo Coelho
Los buenos habrían de llamar demonio al superhombre.
Friedrich Nietzsche