Mi cuerpo era como un arpa y sus palabras y gestos eran como dedos corriendo sobre las cuerdas.
James Joyce

Frases de James Joyce - Mi cuerpo era como un arpa y sus palabras y gestos eran como dedos corriendo sobre las cuerdas.

Más Frases


Incluso en los juegos de niños hay cosas para interesar al matemático más grande.
Gottfried Leibniz
Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que por lo menos será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición
Salvador Allende
Concluimos, pues. que el pacto no puede tener fuerza alguna, sino en razón de la utilidad, y que, suprimida ésta, se suprime ipso facto el pacto y queda sin valor.
Baruch Spinoza
El budismo es una religión para hombres tardíos.
Friedrich Nietzsche
Un sólo hombre, con sus dilaciones, restableció nuestra situación; porque no antepuso las habladurías a nuestra salvación. Por eso ante la posteridad y más aún ahora resplandece la gloria de este hombre.
Quinto Ennio
Nunca leo, veo las imágenes
Andy Warhol
Mientras que los políticos inscriben su acción en la realidad, los hombres de cultura se sitúan en el marco de la historia
Frantz Fanon
Quien no ve la mano que realiza la escritura, supone que el resultado procede del movimiento de la pluma.
Yalal ad-Din Muhammad Rumi
Entro despacio, se me cae la frente despacio, el corazón se me desgarra despacio, y despaciosa y negramente vuelvo a llorar al pie de una guitarra
Miguel Hernández
Pero el temor a morir en ese lugar no era tan fuerte como el otro miedo, el miedo a que el mundo perdiera la cordura, a que pudiera suceder cualquier cosa, a que no se pudiera confiar en nada, a que no hubiese nada seguro. A que el mundo fuese un lugar tan terrible.
Orson Scott Card