Él (Dios que prohibió a Adán y a Eva comer los frutos del árbol de la ciencia) quería, pues, que el hombre, privado de toda conciencia de sí mismo, fuera por siempre una bestia eterna, en cuatro patas ante dios viviente, su creador y su amo.
Mijaíl Bakunin

Frases de Mijaíl Bakunin - Él (Dios que prohibió a Adán y a Eva comer los frutos del árbol de la ciencia) quería, pues, que el hombre, privado de toda conciencia de sí mismo, fuera por siempre una bestia eterna, en cuatro patas ante dios viviente, su creador y su amo.

Más Frases


La comprensión es una calle de doble sentido.
Eleanor Roosevelt
Como los antiguos, repito las mismas citas para distintos públicos. Además en realidad jamás repito, porque cada público es el primero y el único real. Usted dirá si soy monótono
Horst Matthai Quelle
Pocas cosas son imposibles a la diligencia y laboriosidad.
Samuel Johnson
—Hace un millar de años, creíamos que el mundo era un cuenco —dijo—. Hace quinientos años sabíamos que era un globo. Hoy sabemos que es plano y redondo y que viaja por el espacio a lomos de una tortuga. —Se dio la vuelta y le dedicó al sumo sacerdote otra sonrisa—. ¿No se pregunta usted qué forma resultará tener mañana?
Terry Pratchett
Como no me vas a querer si soy perfecto, el problema debe ser algo que aún no detecto
Kase.O
En la teoría clásica de la relatividad general el principio del universo tiene que ser una singularidad de densidad y curvatura del espacio-tiempo infinitas. En esas circunstancias dejarían de regir todas las leyes conocidas de la física.
Stephen Hawking
El sueño es el lujo del pensamiento.
Jules Renard
Dos y dos son cuatro —acostumbraba a decir—. Esto es lo que creo, y el hombre debe construir su pensamiento sobre la base de esta verdad.
Hermann Hesse
Es mejor ser hombre que mujer, porque hasta el hombre más miserable tiene una mujer a la cual mandar.
Isabel Allende
Amad aquello que aman los jóvenes, y ellos aprenderán a amar lo que vosotros queréis que amen
Juan Bosco