R:Sí, en cierto modo, yo soy inmortal, seré inmortal. Para mí ser joven no tiene significado. Es algo que no puedes evitar, de ninguna manera. Porque ser joven es una cualidad, y si la tienes, nunca la pierdes. Y cuando te meten en la caja, ahí empieza tu inmortalidad.
Frank Lloyd Wright

Frases de Frank Lloyd Wright - R:Sí, en cierto modo, yo soy inmortal, seré inmortal. Para mí ser joven no tiene significado. Es algo que no puedes evitar, de ninguna manera. Porque ser joven es una cualidad, y si la tienes, nunca la pierdes. Y cuando te meten en la caja, ahí empieza tu inmortalidad.

Más Frases


Los hombres, tal como son, se inclinan por naturaleza a ir en pos del dinero o del poder, y del poder porque vale tanto como el dinero.
Ralph Waldo Emerson
Comportate como si el éxito fuera inevitable.
Anónimo
Ella lo miraba con una mirada intensa en la que había incomprensión y anhelo como pidiéndole al mismo tiempo que no se fuese y que no dejase de partir por aquello de que todo era imposible entre ambos
Vinicius de Moraes
El socialismo no es una fuerza malintencionada. Es una fuerza bienintencionada a la que los hombres han deformado y terminado de destruir.
Juan Domingo Perón
Tengo tan sólo una vida, y la vida nada es sino una medida del tiempo
Og Mandino
A propósito, ¿como anduvo eso en Callejón Vuelva Otra Vez? -dijo, estirándose y respirando profundamente.
Terry Pratchett
...William, pero yo siempre he pensado que debemos avanzar hacia el futuro. -Sí, señor. Es bastante difícil avanzar hacia otro sitio.
Terry Pratchett
Porque todas las comidas se han cocinado, los platos y las tazas lavado; los niños enviados a la escuela y arrojados al mundo. Nada queda de todo ello; todo desaparece. Ninguna biografía, ni historia, tiene una palabra que decir acerca de ello.
Virginia Woolf
Lo malo de los que se creen en posesión de la verdad es que cuando tienen que demostrarlo no aciertan ni una.
Camilo José Cela
Tenemos que aprovechar cuando la suerte está de nuestro lado y hacer todo lo posible por ayudarla, de la misma manera que ella nos está ayudando
Paulo Coelho