El venenoso griterío de una mujer celosa resulta más mortífero que los colmillos de un perro rabioso.
William Shakespeare

Frases de William Shakespeare - El venenoso griterío de una mujer celosa resulta más mortífero que los colmillos de un perro rabioso.