En amor, tan a destiempo llega el que va demasiado aprisa como el que va demasiado despacio.
William Shakespeare

Frases de William Shakespeare - En amor, tan a destiempo llega el que va demasiado aprisa como el que va demasiado despacio.

Más Frases


Lo que constituye la fuerza de una obra es el empalme, como se dice vulgarmente, es decir, una larga energía que corre de un extremo a otro y que no flaquea.
Gustave Flaubert
Hay momentos en los que Dios exige obediencia, pero hay momentos en los que desea probar nuestra voluntad y nos desafía a entender su amor
Paulo Coelho
Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La Felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta.
Sócrates
Cuando Dios creó al Mundo, vio que era bueno. ¿Qué dirá ahora?
George Bernard Shaw
Estómago hambriento no tiene oídos.
Jean de La Fontaine
Mi mayor placer es el disfrute de un cielo sereno en medio de estos bosques verdes: me encantan todos los cambios de la Naturaleza, la lluvia, tormenta, y las hermosas nubes del cielo.
Mary Shelley
La ambición embriaga más que la gloria.
Marcel Proust
Preferiría perder a mi mejor amigo antes que a mi peor enemigo. Ya sabe usted que para tener amigos sólo se necesita ser bondadoso; pero cuando a un hombre no le queda un enemigo es que debe de haber en él algo mezquino.
Oscar Wilde
La personalidad del llamado psicópata es otro ejemplo de la pérdida permanente de las necesidades de amor. Una forma de comprender esta disfunción de la personalidad es que las personas que carecieron de amor en los primeros meses de su vida, sencillamente han perdido ese deseo para siempre, así como la capacidad de dar y recibir afecto.
Abraham Maslow
La risa no se finge.
Andreu Buenafuente