¡Ya no soy aquélla Rosina que tanto perseguisteis! Soy la pobre condesa Almaviva, la triste mujer abandonada a la que ya no amáis
Pierre-Augustin de Beaumarchais

Frases de Pierre-Augustin de Beaumarchais - ¡Ya no soy aquélla Rosina que tanto perseguisteis! Soy la pobre condesa Almaviva, la triste mujer abandonada a la que ya no amáis

Más Frases


El amor que pudo morir, no era amor.
Bob Marley
No hay verdad que no haya sido perseguida al nacer.
Voltaire
El reguero de pueblos que ha presenciado nuestros esfuerzos contestará con voces de clarín anatematizando a la legión de traidores científicos que aun en las pavorosas sombras de su derrota, forjan nuevas cadenas para el pueblo o intentan aplastar la reivindicación de esclavos, de parias, de autómatas y de lacayos
Emiliano Zapata
La vida es una cosa demasiado importante para hablar de ella seriamente.
Oscar Wilde
El camino también desaparece mientras lo pienso, mientras lo digo. La sabiduría no está ni en la fijeza, ni en el cambio, sino en la dialéctica entre ellos. Constante ir y venir: la sabiduría está en lo instantáneo. Es el tránsito. El tránsito no es sabiduría sino un simple ir hacia... el tránsito se desvanece: sólo así es tránsito
Octavio Paz
Es preciso admitir algo que sea absolutamente necesario, cuya causa de su necesidad no esté en otro, sino que él sea causa de la necesidad de los demás. Todos le dicen Dios
Tomás de Aquino
¡Cuantos pretextos fabrica el miedo!
Doménico Cieri Estrada
La izquierda y la derecha unidas jamás serán vencidas
Nicanor Parra
Que brille tu luz, que brille tu luz sobre mí, sabes que no podría hacerlo solo, pues estoy demasiado ciego para ver.
Bob Dylan
El método de investigación científica no es sino la expresión necesaria de la modalidad de trabajo de la mente humana.
Thomas Henry Huxley