Iré, cuando la tarde cante, azul, en verano, herido por el trigo, a pisar la pradera; soñador, sentiré su frescor en mis plantas y dejaré que el viento me bañe la cabeza.
Arthur Rimbaud

Frases de Arthur Rimbaud - Iré, cuando la tarde cante, azul, en verano, herido por el trigo, a pisar la pradera; soñador, sentiré su frescor en mis plantas y dejaré que el viento me bañe la cabeza.

Más Frases


Ganar tiene que ver con el corazón, no sólo con las piernas. Se tiene que estar en el lugar correcto
Lance Armstrong
Bien, he estado buscando por todas partes una chica como tú, no he podido encontrar a ninguna así que tendrás que ser tú. Tan solo te pido, un favor que me concedas una oportunidad más.
Bob Dylan
Cierra tus labios y podrás oír del que posee el Aliento, todo lo que no cabe ni en palabras ni en definiciones. Cierra tus labios y podrás oír del Sol lo que no viene ni en libros ni en discursos. Cierra tus labios y hablará el Espíritu por ti. Únete a los amigos en el arca de Noé.
Yalal ad-Din Muhammad Rumi
Nos gusta llamar testarudez a la perseverancia ajena pero le reservamos el nombre de perseverancia a nuestra testarudez
Jean Baptiste Alphonse Karr
No hay que mentar la soga en casa del ahorcado.
Proverbio
Pero el pensamiento trajo poder y conocimiento y, ataviada con ellos, la raza del hombre asumió dignidad y autoridad.
Mary Shelley
Tengan horas determinadas para el trabajo y el recreo; comprendan el valor del tiempo usándolo bien.
Louisa May Alcott
En el jardín de la Iglesia se cultivan: Las rosas de los mártires, los lirios de las vírgenes, las yedras de los casados, las violetas de las viudas.
Agustín de Hipona
Llegamos demasiado tarde para decir cualquier cosa que no haya sido dicho ya.
Jean de la Bruyere
Malos negociantes los que no saben sino hacer negocios.
Felipe Stanhope de Chesterfield