Un chisme es como una avispa; si no puedes matarla al primer golpe, mejor no te metas con ella.
George Bernard Shaw

Frases de George Bernard Shaw - Un chisme es como una avispa; si no puedes matarla al primer golpe, mejor no te metas con ella.

Más Frases


Cuando una persona hace una cosa soberanamente estúpida, siempre la hace por los más nobles motivos.
Oscar Wilde
Con las piedras que con duro intento los críticos te lanzan, bien puedes erigirte un monumento.
Immanuel Kant
Una característica típica del estilo zen es que en la acción se compromete a fondo y va hasta las últimas consecuencias. En todo se entrega total y libremente sin consideración de sí mismo. No confunde la espiritualidad con el pensar en Dios mientras uno pela patatas. La espiritualidad zen consiste justamente en pelar patatas.
Alan Watts
El gobierno de un solo hombre puede no ser adecuado para una sociedad pequeña, pero es el mejor para una gran nación
Samuel Johnson
Siempre que el cristianismo suscita mis dudas, una adversidad dolorosa ocupa el lugar del fasto escéptico y de los armas embriagadores. Me impide respirar. Huele a viejo. Me sofoco.
Emil Cioran
Tu deseo sea de ver a Dios; tu temor, si le has de perder; tu dolor, que no le gozas, y tu gozo, de lo que te puede llevar allá, y vivirás con gran paz.
Santa Teresa de Jesús
Se trata simplemente de ti y tu oponente en el tablero, y estás tratando de probar algo.
Bobby Fischer
Así como no podemos mirar al Sol, ni ver a Dios cara a cara sin morir, tampoco podemos en el mundo de las apariencias realizar en la acción un solo absoluto. El amor mismo a la verdad me ha enseñado la belleza del compromiso.
Mahatma Gandhi
La República se identifica en el pueblo con libertad y democracia.
Felipe González
No estoy con nadie, en ningún sitio, no soy de mi país y puede que tampoco del mundo. Aunque muchos me rodeen, sigo estando solo; por eso los huecos que dejó la muerte en mi vida no aportaron a mi alma un nuevo estado de ánimo, sino que acentuaron ese estado. Yo estaba solo por dentro y ahora estoy también solo por fuera.
Gustave Flaubert