Imposible asistir más de un cuarto de hora sin impaciencia a la desesperación de alguien
Emil Cioran

Frases de Emil Cioran - Imposible asistir más de un cuarto de hora sin impaciencia a la desesperación de alguien