No juego al ajedrez, lucho en ajedrez. Por consiguiente, trato de combinar la táctica con la estrategia, lo fantástico con lo científico, lo combinativo con lo posicional, y trato de responder a las demandas de cada posición específica
Alexander Alekhin

Frases de Alexander Alekhin - No juego al ajedrez, lucho en ajedrez. Por consiguiente, trato de combinar la táctica con la estrategia, lo fantástico con lo científico, lo combinativo con lo posicional, y trato de responder a las demandas de cada posición específica

Más Frases


Justicia es el nombre que se da a la clase de reglas morales que más íntimamente conciernen a lo esencial del bienestar humano y, por lo tanto, obligan de un modo más absoluto que todas las otras reglas de conducta de la vida.
John Stuart Mill
Cuando el hombre se pone a reír a carcajadas, supera a todos los animales en vulgaridad.
Friedrich Nietzsche
(...) Hay una dirección a tomar hacia un conocimiento más profundizado de nuestro universo, en la ruta del amor, de la comprensión, de la compasión; hacia el deseo de conocer a todos los que viven, no solamente los seres humanos, todos los humanos de todas las culturas, sino también los animales y la naturaleza.
Yehudi Menuhin
... (cada parte se criticará a sí misma y no a la otra), para que estos defectos y errores se enmienden definitivamente.
Mao Zedong
O desequilibrio, todos tras un mismo objetivo... Podría ser el principio de un fin anunciado.
Charles Maurice de Talleyrand
El plagio humano del que resulta más difícil escapar, para los individuos (e incluso los pueblos que perseveran en sus faltas y van agravándolas), es el de uno mismo.
Marcel Proust
..., creían los judíos que aquella región, que Dios les había elegido, exegía un culto especial a Dios, totalmente distinto del de las otras regiones, y que incluso no podía tolerar el culto de los otos dioses y propio de otras regiones.
Baruch Spinoza
Parece significativo que en griego el diablo se llame propiamente calumniador: diábolos.
Arthur Schopenhauer
Bienaventurados los que están en el fondo del pozo porque de ahí en adelante sólo cabe ir mejorando
Joan Manuel Serrat
Una mujer verdaderamente honrada no sólo no debe cometer el mal, sino que tampoco debe levantar sospechas de que lo comete.
Marqués de Sade