Quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta.
Santa Teresa de Jesús

Frases de Santa Teresa de Jesús - Quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta.

Más Frases


El cristianismo negó el profundo instinto del modo como debe vivirse para sentirse en el cielo, para sentirse eterno.
Friedrich Nietzsche
Los Dioses tienen tendencia a hacer exactamente el mismo tipo de cosas que harían los hombres si pudieran, sobre todo en los asuntos relativos a las ninfas acuáticas, las lluvias de oro y la exterminación de los enemigos.
Terry Pratchett
Arte bello es aquel en el que la mano, la cabeza y el corazón marchan juntos
John Ruskin
Cuando mi amigo está infeliz, voy a su encuentro; cuando está feliz, espero que me encuentre
Henri-Frédéric Amiel
Uno no puede traer hijos a un mundo como este; uno no se puede plantear perpetuar el sufrimiento, ni aumentar la raza de estos lujuriosos animales que no poseen emociones duraderas, sino sólo caprichos y banalidades que ahora te llevan hacia un lado y mañana hacia otro.
Virginia Woolf
No admitas jamás cosa alguna como verdad sin haber conocido con evidencia que así era; es decir, evitar con sumo cuidado la precipitación y la prevención, y no admitir en mis juicios nada más que lo que se presente tan clara y distintivamente a mi espíritu, que no tuviese motivo alguno para ponerlo en duda
René Descartes
Incluso el discípulo sirve para algo. Él está de pie tras nuestro trono, y en el momento de nuestra victoria susurra a nuestros oídos que, a fin de cuentas, somos inmortales.
Oscar Wilde
Es falso que yo o que cualquier otro en Alemania quisiera la guerra en 1939
Adolf Hitler
Aquello fue tan triste y tan negro como una visita de pésame en el Níger, y sólo bajo juramento podía creerse que se trataba de la primera audición de una comedia cómica que justamente un año más tarde, había ya recorrido triunfalmente todos los escenarios de España
Enrique Jardiel Poncela
Cuando muera quiero que me incineren y que el diez por ciento de mis cenizas sean vertidas sobre mi empresario.
Groucho Marx