Nos convertimos en esfinges, aunque falsas, hasta el punto de no saber ya quiénes somos. Porque, por lo demás, lo que somos es esfinges falsas y no sabemos lo que realmente somos. El único modo de que estemos de acuerdo con la vida es que estemos en desacuerdo con nosotros. Lo absurdo es lo divino.
Fernando Pessoa

Frases de Fernando Pessoa - Nos convertimos en esfinges, aunque falsas, hasta el punto de no saber ya quiénes somos. Porque, por lo demás, lo que somos es esfinges falsas y no sabemos lo que realmente somos. El único modo de que estemos de acuerdo con la vida es que estemos en desacuerdo con nosotros. Lo absurdo es lo divino.

Más Frases


El que tiene mucho apego a un rebaño es que tiene algo de borrego
Carlos Ruiz Zafón
...Un espíritu que quiere cosas grandes, que quiere también los medios para conseguirlas, es necesariamente un escéptico. El estar libre de toda especie de convicciones, el poder-mirar-libremente, forma parte de la fortaleza...
Friedrich Nietzsche
Una vida feliz no consiste en la ausencia, sino en el dominio de las dificultades
Helen Keller
Nunca he conocido a nadie tan ignorante del que no pudiera aprender algo.
Buda Gautama
¿Qué provecho existe en estar de acuerdo en que la amistad universal es buena, y en hablar de la solidaridad de la raza humana como un gran ideal? A menos que estos pensamientos se trasladen al mundo de la acción, serán inútiles.
Abdu'l-Bahá
Yo sufrí dos accidentes graves en mi vida, uno en el que un autobus me tumbó al suelo... el otro accidente, ¡es Diego!
Frida Kahlo
Hesíodo, cuyos escritos juntamente con los de Homero contenían el sistema canónico de los cielos, supone que dioses y hombres han surgido por igual de fuerzas desconocidas de la naturaleza.
David Hume
Una hemorragia de lectores diezma los diarios. La lectura está en declive, no solo en nuestro país, sino en casi todo el mundo. La República de las Letras ha sido invadida y ocupada por el imperio de la televisión.
Al Gore
Lo malo del amigo es que nos dice las cosas desagradables a la cara; el enemigo las dice a nuestra espaldas y como no nos enteramos, nada ocurre.
Alfred de Musset
Cuando a un tigre lo acorralas, no se rinde, pelea. Y eso es lo que están haciendo: tratando de acorralar a un tigre.
Subcomandante Marcos