Tengo que escoger lo que detesto: o el sueño, que mi inteligencia odia, o la acción, que a mi sensibilidad repugna; o la acción para la que no nací, o el sueño para el que no ha nacido nadie. Resulta que como detesto a ambos, no escojo ninguno, pero, como alguna vez tengo que soñar o actuar, mezclo una cosa con la otra.
Fernando Pessoa

Frases de Fernando Pessoa - Tengo que escoger lo que detesto: o el sueño, que mi inteligencia odia, o la acción, que a mi sensibilidad repugna; o la acción para la que no nací, o el sueño para el que no ha nacido nadie. Resulta que como detesto a ambos, no escojo ninguno, pero, como alguna vez tengo que soñar o actuar, mezclo una cosa con la otra.

Más Frases


Sería necesario imponer esta regla: no repetir jamás una afirmación malévola sin verificar su contenido. Aunque es cierto que así nunca se hablaría de nada.
André Maurois
Una capital, por el contrario, se abre a las mercancías, a las ideas, a los emigrantes, da publicidad a sus últimos caprichos. La provincia detestaba semejante obscenidad. Ese pretendido lustre le parecía una baratija se tomaba tiempo para asimilar lo que venía de fuera
Pierre Sansot
Si gano un torneo, lo hago por mí mismo. Yo juego. Nadie me ayuda.
Bobby Fischer
El programa del PP sólo tiene cinco palabras: 'La culpa es de Zapatero'.
José Luis Rodríguez Zapatero
Hay animales que no hemos visto. No os creáis que son inofensivos. La vida se defenderá por muy pequeña que sea.
Yann Martel
El tiempo es un maestro de ceremonias que siempre acaba poniéndonos en el lugar que nos compete. Vamos avanzando, parando y retrocediendo según sus órdenes. Nuestro error es imaginar que podemos buscarle las vueltas.
José Saramago
Existen tres medios de crecer: la razón, la costumbre y la inspiración.
Blaise Pascal
No es precisamente la razón la que dicta sus normas al amor
Moliere
Esperar lo inesperado, es señal de un espíritu profundamente moderno.
Oscar Wilde
La nave anfibia interplanetaria enseñará la existencia de canales habitables en el interior de la Tierra. Ella se sumergirá en el Polo Sur y aparecerá en el Polo Norte, ¡sólo en instantes!
Benjamín Solari Parravicini