No se sabe la fuerza moral que pierde la exhortación a un desdichado cuando se la dirige el que es dichoso
Concepción Arenal

Frases de Concepción Arenal - No se sabe la fuerza moral que pierde la exhortación a un desdichado cuando se la dirige el que es dichoso