El egoísmo, generalmente tenido por una de las actitudes más negativas y reprobables de la especie humana, puede tener, en ciertas circunstancias, sus buenas razones.
José Saramago

Frases de José Saramago - El egoísmo, generalmente tenido por una de las actitudes más negativas y reprobables de la especie humana, puede tener, en ciertas circunstancias, sus buenas razones.

Más Frases


Hay cosas que te agarran por sorpresa. Cuando apareció internet ocupó el 5o o 6o puesto en nuestra lista de prioridades. Pero llegó un momento en el que nos dimos cuenta de que era un fenómeno más profundo de lo que habíamos pensado
Bill Gates
Ajedrez: Una actividad donde los problemas deben ser resueltos: con la razón, con la imaginación y con la conciencia. Una necesidad de realizar, de que lo que se hace tenga impacto, despierte interés y sea objeto de una respuesta de los demás. El principio de efectividad se hace presente por el amor y el trabajo productivo.
Erich Fromm
La revolución, por su naturaleza, produce gobierno; la anarquía no produce sino más anarquía.
Gilbert Keith Chesterton
Romeo: ...El amor es un humo que sale del vaho de los suspiros; al disiparse, un fuego que chispea en los ojos de los amantes; al ser sofocado, un mar nutrido por las lágrimas de los amantes; ¿qué más es? Una locura muy sensata, una hiel que ahoga, una dulzura que conserva.
William Shakespeare
La moral es a menudo el pasaporte de la maledicencia
Marlene Dietrich
Las definiciones son las guardianas de la racionalidad, la primera línea de defensa contra el caos de la desintegración mental.
Ayn Rand
Hoy, más que nunca, la humanidad necesita de hombres conscientes, de hombres que piensen y sepan pensar bien, pues, siendo así, podrán éstos enseñar a otros a hacer lo mismo, y, de ese modo, volverá algún día a encontrar la humanidad la paz y la felicidad que perdió.
Carlos Bernardo Gonzalez Pecotch
La más señora de todas las putas, la más puta de todas las señoras
Joaquín Sabina
El dinero es el sustituto técnico de Dios.
Edmund Burke
Pocas amistades quedarían en este mundo si uno supiera lo que su amigo dice de él en ausencia suya, aún cuando sus palabras fueran sinceras y desapasionadas.
Blaise Pascal