De lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso
Marlene Dietrich

Frases de Marlene Dietrich  - De lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso