El corazón de un hombre de estado debe estar en su cabeza
Marlene Dietrich

Frases de Marlene Dietrich  - El corazón de un hombre de estado debe estar en su cabeza