Sólo se deja guiar un pueblo cuando se le enseña un porvenir; un jefe es un comerciante de esperanzas
Marlene Dietrich

Frases de Marlene Dietrich  - Sólo se deja guiar un pueblo cuando se le enseña un porvenir; un jefe es un comerciante de esperanzas

Más Frases


Los hombres no fracasan, renuncian a seguir intentándolo.
Og Mandino
El amor lo vence todo... excepto a la pobreza y al dolor de muelas
Mae West
¡Cuantos hombres podrían ver si se quitasen las gafas...!
Friedrich Hebbel
Se partió en Nicaragua otro hierro caliente, con que el águila daba su señal a la gente, se partió en Nicaragua otra soga con cebo, con que el águila ataba por el cuello al obrero
Silvio Rodríguez
... la casualidad no sonríe al que la desea, sino al que se la merece.
Santiago Ramón y Cajal
Los veterinarios lo tienen más fácil. Por lo menos, no son desorientados por las opiniones de sus parientes.
Louis Pasteur
El proletariado no está dispuesto a combatir en una guerra de agresión y conquisa tras la cual él simplemente seguirá igual de pobre y explotado que antes.
Benito Mussolini
-Que no lo oiga el diablo, señor ministro, El Diablo tiene tan buen oído que no necesita que se le digan las cosas en voz alta, Entonces que dios nos valga, No vale la pena, ése es sordo de nacimiento.
José Saramago
El peor dolor es el de no ser querido. De darte cuenta de que tus padres no te necesitan en la forma en que tú los necesitas a ellos.
John Lennon
La naturaleza, nuestra madre, nuestra amiga, volvía hacia nosotros su rostro amenazante. Nos demostraba sencillamente que, aunque nos permitía asignarle leyes y someter sus poderes aparentes, ella, moviendo apenas un dedo, podía hacernos temblar.
Mary Shelley