Algo más, algo menos, mi querido muchacho, las voces de los hombres son todas un engaño; sólo somos honestos cuando niños, y ya después en el sepulcro.
Hermann Hesse

Frases de Hermann Hesse - Algo más, algo menos, mi querido muchacho, las voces de los hombres son todas un engaño; sólo somos honestos cuando niños, y ya después en el sepulcro.

Más Frases


Me quedo sólo un minuto y no te pido nada, es sólo un momento más, estoy enamorada. Si la vida no me alcanza, se me va el tiempo, por favor te dejo un espacio abierto, en la imaginación.
Celeste Carballo
La piel humana separa al mundo en dos espacios. El lado del color y el lado del dolor
Paul Valéry
Lo que falta en la mayoría de las cabezas son dos cualidades emparentadas: juzgar y tener ideas propias. Ambas cualidades faltan de una manera increíble y los que no pertenecen a ellos no comprenden la tristeza de su existencia.
Arthur Schopenhauer
Todo es mortal. Todo es inmortal
César Fernández García
El cuerpo, si se le trata bien, puede durar toda la vida.
Noel Clarasó
Se sabe cuan poco dura en la mujer la ardiente llama del amor, cuando la mirada y la mano, no son capaces de avivarla de continuo
Dante Alighieri
Mi forma de bromear es decir la verdad. Es la broma más divertida.
Woody Allen
¿Veis por un instante que el nacionalismo es venenoso, y luego volvéis a él?
Jiddu Krishnamurti
No es una suposición irracional pensar que, en una vida futura, consideremos un sueño nuestros pensamientos actuales.
Edgar Allan Poe
Lo más irritante del mundo, aparte de la voz de mi suegra, es escuchar una flautita y un órgano. ¿No se dieron cuenta todavía de quién hablo? Ustedes son unos pelotudos, hablo de Sui Generis. Es mas, si tengo que elegir entre esos dos, elijo escuchar a mi suegra toda la vida.
Pappo