Y ni condenas ni odios, sino amor resignado y amorosa paciencia nos acercan a la meta sagrada.
Hermann Hesse

Frases de Hermann Hesse - Y ni condenas ni odios, sino amor resignado y amorosa paciencia nos acercan a la meta sagrada.