A las mujeres no hay que creerles ni la verdad.
Augusto Pinochet

Frases de Augusto Pinochet - A las mujeres no hay que creerles ni la verdad.

Más Frases


Cuando vio este nuevo libro sobre su mesa de noche, apilado sobre el que había terminado la noche anterior, estiró la mano automáticamente, como si leer fuera la primera y única tarea evidente del día, la única forma viable de negociar el tránsito del sueño al deber.
Virginia Woolf
Dejé como herencia el país más rico de la historia de España
José María Aznar
Ayer por la tarde me desplomé con un ataque de neuralgia como resultado de haber cedido, renunciando a la idea de hacer lo que yo quiero.
Zenobia Camprubí Aymar
Representación de una organización coherente de los procesos anímicos en una persona, y la llamamos su yo
Sigmund Freud
Este es un mundo de acción, no de quejas y lamentos
Charles Dickens
Allí están las ventanas que te dan un pretexto para abrir bien los brazos. Asómate al marítimo bullicio de las calles. ¿No oyes una sirena que llama desde el puerto?
Oliverio Girondo
Yo lo he dicho ya otras veces, soy el pequeño gorrión de una bandada inmensa, a quien Perón, el cóndor que domina las alturas, enseñó a volar cerca del cielo. (27 de octubre de 1951).
Eva Perón
De ello se sigue que de las afirmaciones absurdas y falsas - caso de que fueran universales- no puede haber entendimiento, aunque muchos piensen que las entienden, cuando en realidad se limitan a repetir palabras en voz baja o a aprendérselas de memoria.
Thomas Hobbes
No creo que sea buena idea planear la venta de una compañía.
Elon Musk
Es una de las limitaciones más crueles del ser humano. La vida sería más llevadera si dispusiésemos de una segunda oportunidad.
Miguel Delibes