En el bunquer de tu cuerpo aún no escucho caer las bombas
Pablo Hasél

Frases de Pablo Hasél - En el bunquer de tu cuerpo aún no escucho caer las bombas

Más Frases


El amor, esencia de Dios, no se hizo para la ligereza, sino para la completa dignidad del hombre
Ralph Waldo Emerson
Hay una mordida profunda incisiva en el centro de mi sexo por la cual yo me erijo como yo misma y soy, y poseo y dono.
Hanni Ossott
¿Creéis que hay gran diferencia entre un banquero de una mesa de juego robándoos en el Palais-Royal, o Matasiete pidiéndoos la bolsa en el bosque de Bolonia? Es lo mismo, señora; y la única distancia real que puede establecerse entre uno y otro, es que el banquero os roba como cobarde, y el otro como hombre valiente.
Marqués de Sade
No soy la persona más indicada para hablar de esto. No me parece bien (el precio del fichaje de Cristiano Ronaldo por el Real Madrid), aunque comprendo la transcendencia social del fútbol
José Luis Rodríguez Zapatero
El aplauso crea una responsabilidad permanente.
Mercedes Sosa
Creo que a través de un tipo de confrontación increíblemente extraña, la gente empieza a entenderme.
John Lennon
La amistad repugna la pobreza y el dolor, como la planta la oscuridad y el aire enrarecido. Si deseas conservar amigos, ocúltales tus penurias y pesadumbres
Santiago Ramón y Cajal
Resulta imposible atravesar una muchedumbre con la llama de la verdad sin quemarle a alguien la barba.
Georg Christoph Lichtenberg
Todos o casi todos distinguen el alma por tres de sus atributos: el movimiento, la sensación y la incorporeidad.
Aristóteles
Suele decirse que el mundo premia a los malos, pero no es cierto del todo. Una buena persona puede tener mucha suerte.
Quino