Quizá acabo como Salvador Allende pero siempre hasta la muerte seré revolucionario
Pablo Hasél

Frases de Pablo Hasél - Quizá acabo como Salvador Allende pero siempre hasta la muerte seré revolucionario

Más Frases


La imparcialidad es un nombre pomposo para la indiferencia, que es un nombre elegante para la ignorancia.
Gilbert Keith Chesterton
Háblame más... y más… Que tus acentos me saquen de este abismo; el día en que no salga de mí mismo, se me van a comer los pensamientos.
Ramón de Campoamor
No me dormiré, no me dormiré en toda la noche, veré la primera raya del alba en esa ventana de tantos insomnios, sabré que nada ha cambiado
Julio Cortázar
Tú puedes manicurar un gato, pero ¿puedes gaticurar un hombre?.
John Lennon
Que el mundo tiene sólo una significación física y no moral es el mayor error y el más pernicioso error fundamental, la verdadera perversidad del pensar, y en el fondo, es también lo que la fe ha personificado como el anticristo.
Arthur Schopenhauer
El problema de conocer al hombre es paralelo al problema religioso de conocer a Dios
Erich Fromm
La experiencia prueba al sabio que las revoluciones nunca tienen resultados durables. La razón le dice que la mentira no se refuta con la mentira y que la violencia no se destruye por la violencia.
Han Ryner
Antes de que me quieras como quieres a un gato, me largo con cualquiera, que se parezca a ti.
Joaquín Sabina
El caballo con la cabeza baja mientras pace parece estar leyendo el paisaje como un corto de vista.
Ramón Gómez de la Serna
Ella es la mujer más encumbrada y la joya más noble de la cristiandad después de Cristo... ella es la nobleza, sabiduría y santidad personificadas. Nunca podremos honrarla lo suficiente. Aún cuando ese honor y alabanza debe serle dado en un modo que no falte a Cristo ni a las Escrituras
Martín Lutero