Dios me perdonará: es su oficio.
Heinrich Heine

Frases de Heinrich Heine - Dios me perdonará: es su oficio.

Más Frases


Nunca, en verdad, vacilé en la convicción de que la felicidad es la prueba de toda regla de conducta y el fin de la vida.
John Stuart Mill
A veces tengo grandes hastíos, grandes vacíos, dudas que se ríen en mi cara, en medio de mis satisfacciones más ingenuas. Pues bien: no cambiaré todo eso por nada, pues me parece, en conciencia, que cumplo con mi deber, que obedezco a una fatalidad superior, que hago el Bien, que estoy en lo Justo.
Gustave Flaubert
La economía sucia, el narcotráfico, la estafa, el fraude y la corrupción son plagas contemporáneas cobijadas por ese antivalor, ese que sostiene que somos más felices si nos enriquecemos sea como sea
José Mujica
Yo siempre cumplo mis juramentos.
Kalimán
Quien pisa con suavidad va lejos.
Proverbio Chino
En las revoluciones hay dos clases de personajes: los que las hacen y los que se aprovechan de ellas.
Marlene Dietrich
Se llama matrimonio de conveniencia a un matrimonio entre personas que no se convienen en absoluto.
Jean Baptiste Alphonse Karr
Los humoristas y los filósofos dicen muchas tonterías, pero los filósofos son más ingenuos y las dicen sin querer.
Noel Clarasó
Cuando mi voz calle con la muerte, mi canción te seguirá cantando con su corazón vivo
Rabindranath Tagore
A veces ocurre que dos, que en un principio habían sido un único ser, se reúnen de nuevo por la fuerza del amor, y entonces son fuertes, más fuertes que Júpiter, más fuertes aún que ese primitivo ser único, porque la unión del amor es la suprema fuerza.
Søren Kierkegaard