Dios me perdonará: es su oficio.
Heinrich Heine

Frases de Heinrich Heine - Dios me perdonará: es su oficio.

Más Frases


Al final a uno lo derrotan siempre. Creo que la derrota es algo inherente a la condición humana, al hecho de vivir y de pelear. Por mucho que venzas, siempre al final hay alguien que te derrota, siempre hay un Rocroi, por mucho que triunfes siempre hay un iceberg esperando al Titanic.
Arturo Pérez-Reverte
Es criminal quien sonríe al crimen; quien lo ve y no lo ataca; quien se sienta a su mesa; quien se sienta a la mesa de los que se codean con él o le sacan el sombrero interesado; quienes reciben de él el permiso de vivir.
José Martí
Eso es lo bueno del viaje en el tiempo. Si uno comete un error, siempre puede regresar para enmendarlo.
Orson Scott Card
Hay que tener fe en uno mismo. Ahí reside el secreto. Aun cuando estaba en el orfanato y recorría las calles buscando qué comer para vivir, incluso entonces, me consideraba el actor más grande del mundo. Sin la absoluta confianza en sí mismo, uno está destinado al fracaso.
Charles Chaplin
Ansiamos nuevas sensaciones pero enseguida nos volvemos indiferentes a ellas. Las maravillas del ayer son los sucesos corrientes de hoy
Nikola Tesla
Recuerda se ven las caras, pero nunca el corazón
Rubén Blades
Sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio.
Sigmund Freud
Libéranos de todos esos conceptos malditos, de esa manía de tener que explicarlo todo.
Paulo Coelho
Cuando encuentras bebés de chimpancés huérfanos, te llegan al corazón. Hemos creado zonas seguras para ellos porque no podemos darles la espalda, porque estos pobres huerfanitos llegan y te miran de tal forma que no puedes decir: lo siento, tengo demasiados chimpancés, tendrás que morirte.
Jane Goodall
Ningún gobierno es mejor que los hombres que lo integran
John F. Kennedy