Estoy seriamente convencido de que un francés que blasfema es un espectáculo más agradable para Dios que un inglés que reza
Heinrich Heine

Frases de Heinrich Heine - Estoy seriamente convencido de que un francés que blasfema es un espectáculo más agradable para Dios que un inglés que reza