Mi orgullo caballeresco encuentra despreciable el hacer promesas.
Søren Kierkegaard

Frases de Søren Kierkegaard - Mi orgullo caballeresco encuentra despreciable el hacer promesas.