Ahora estoy convencido de que el método más sencillo resultará ser el más efectivo - la solución a la pobreza es a abolirla directamente por una medida ampliamente discutida: los ingresos garantizados. Where We Are Going, en Where Do We Go From Here: Chaos or Community (1967).
Martin Luther King

Frases de Martin Luther King - Ahora estoy convencido de que el método más sencillo resultará ser el más efectivo - la solución a la pobreza es a abolirla directamente por una medida ampliamente discutida: los ingresos garantizados. Where We Are Going, en Where Do We Go From Here: Chaos or Community (1967).

Más Frases


Para que el acontecimiento más trivial se convierta en una aventura, es necesario y suficiente que uno se ponga a contarlo
Jean-Paul Sartre
El gobierno no es Dios. No tiene derecho a quitar lo que no puede regresar.
Antón Chéjov
Jamás dije que fuéramos más grandes o mejores, o comparados siquiera con Jesucristo como persona, o Dios como cosa, o lo que sea; yo sólo dije lo que dije y estuvo mal, o fue tomado a mal.
John Lennon
Nunca releo mis libros, porque me da miedo.
Gabriel García Márquez
El médico contempla al hombre en toda su flaqueza, el abogado en toda su maldad, y el sacerdote en toda su necedad.
Arthur Schopenhauer
Nosotros no necesitamos para defendernos esas armas de destrucción masiva, lo que hemos modernizado son las tácticas, el papel del hombre, del combatiente individual, de los combatientes coordinados, de qué forma, con qué tácticas, con qué armas neutraliza lo más poderoso que pueda tener un adversario.
Fidel Castro
Nosotros en realidad no conocemos nada verdadero, sino los cambios que se producen según la disposición del cuerpo y de lo que en él se introduce o le ofrece resistencia.
Demócrito
También la desesperación ha ganado muchas batallas
Voltaire
No era tan inteligente, seguro se perdió
Facundo Cabral
HB lo que tiene que hacer es denunciar y renunciar a la violencia; entonces podrá participar en la vida política, y si no es suficiente para ellos pues será su problema, las reglas de juego no se cambian a tiros.
Felipe González