Los pecados de algunos hombres son públicamente manifiestos, y conducen directamente al juicio, más en cuanto a otros hombres, también se hacen manifiestos más tarde. De la misma manera también las obras excelentes son públicamente manifiestas, y las que no lo son no pueden mantenerse escondidas.
Pablo de Tarso

Frases de Pablo de Tarso - Los pecados de algunos hombres son públicamente manifiestos, y conducen directamente al juicio, más en cuanto a otros hombres, también se hacen manifiestos más tarde. De la misma manera también las obras excelentes son públicamente manifiestas, y las que no lo son no pueden mantenerse escondidas.

Más Frases


¿Jesús contra mí en el octágono? No hay un hombre vivo que pueda ganarme, pero Jesús no está vivo técnicamente, quizá podría volver de la muerte. Creo que aun así, le patearía el trasero.
Conor McGregor
Un hombre aislado puede ser valiente. La multitud es cobarde, quizá por economía
Rafael Barrett
Solo son grandes entre los hombres el poeta, el sacerdote, el soldado. El hombre que canta, el hombre que sacrifica y que se sacrifica. E1 resto es digno del látigo. Desconfiemos del pueblo. del buen sentido, del corazón. de la inspiración y de la evidencia
Charles Baudelaire
Para un régimen independiente rojo cercado completamente por el régimen blanco, es indispensable aprovechar las ventajas del terreno montañoso de difícil acceso.
Mao Zedong
La fantasía es un ingrediente necesario en la vida, es a forma en la vida en la que lo malo termina al final del telescopio.
Dr. Seuss
Aprende a soportar los cambios de la fortuna con nobleza.
Cleóbulo de Lindos
El odio es la venganza del cobarde.
George Bernard Shaw
Hay algunas cosas que son tan serias que solo podemos bromear con ellas.
Niels Bohr
Durante mi infancia sólo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida, aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Sólo el orgullo me salvó
Coco Chanel
Espero tener siempre suficiente firmeza y virtud para conservar lo que considero que es el más envidiable de todos los títulos: el carácter de Hombre Honrado.
George Washington